Las chicas desnudas. En Bulowstr. a las cinco sobre la tarde bien era sobre noche. La calle estaba apenas iluminada de dejar el transito.

En ambos lados edificios, comercios turcos, 24h, y una agencia sobre seguros si mal no suvenir.

Al final sobre la avenida hay la clase sobre centro comercial con matiz desgastado, colores impersonales asi­ como una letrero explicando los establecimientos que se pueden encontrar una oportunidad empujas la pesada puerta roja asi­ como desconchada. Subi un par de plantas, por las escaleras, bajo las impias luces sobre neon, que siempre te recuerdan las ojeras que en otros lugares tratas de disimular. Por fin estabamos, detras de recorrer unos metros sobre pasillo blanco, ante la puerta que buscabamos. «Haman, el principe». En un instante, igual que en los cuentos sobre hadas mas clasicos, cruzamos un origen hacia un paraiso oculto (ocultisimo). Dos hembras nos estregaron un cuenco de cobre desplazandolo hacia el pelo un guante aspero. an el por las proximidades, largas alfombras estampadas, velas de te, petalos sobre rosado y no ha transpirado un salon con cortinas sobre colores calidos, translucidas, donde 2 mujeres envueltas en un albornoz tomaban un te turco. Aquello era la antesala. Caminamos hacia una diferente habitacion segui las instrucciones de mi companera desplazandolo hacia el pelo me deshice de la ropa. Toda la ropa, complementos, zapatos… – Toma tu bata, tu toalla, el cuenco asi­ como tu jabon. Despues sobre tres horas aqui te sentiras limpia por exteriormente asi­ como por dentro.

A mi me parecia que 3 horas era demasiado tiempo. Cambiaria sobre idea mas tarde. Nos dirigimos hacia unas duchas corrientes, igual que las de cualquier piscina cubierta, sin embargo con esencia de rosas y no ha transpirado azahar y no ha transpirado mas velas. Fuera toalla. Yo caminaba alguna cosa insegura, aunque solo habia chicas alli no ando acostumbrada a desnudarme asi, igual igual que la se desnuda de lavarse. Sobre alla a un pasillo custodiado por mas velas desplazandolo hacia el pelo la alfombra rojo azaroso indicando el camino. Despues de la puerta de cristal pude ver por primera oportunidad a las mujeres desnudas. Una tarima de marmol en el nucleo de una gran habitacion permitia yacer a quien lo deseara. Bochorno asi­ como un escaso de vapor – Esta seri­a la sauna intermedia. Rodeando la tarima la muro se desplegaba formando bancos. Estaban separados, cada 2 grifos la pequena tapia, sobre esta manera aumentaba, En Caso De Que cerca de, la sensacion sobre intimidad. La primera ocasion que me sente cerre los ojos desplazandolo hacia el pelo tome viento. Al abrirlos llene mi cuenco con agua fria desplazandolo hacia el pelo me deshice sobre algunas pesadillas. Ayude a mi companera a enjuagarse la espalda desplazandolo hacia el pelo ella hizo lo mismo. La mayoridad de estas chicas que estabamos alla veniamos con una o mas amigas. La sub siguiente fue la sauna templado, donde el vapor escasamente posibilita la vision. Alli los musculos se relajan aun mas asi­ como mejores aplicaciones de citas para relaciones empiezas a sentirte un poquito menor desnuda y no ha transpirado un poco mas entera. En las fantasias populares estos sitios se presentan igual que harenes eroticos en donde las mujeres se mezclan en una danza pseudolesbica. Nada mas alejado de la realidad, al menos no alla. Charlabamos, tranquilas, alternando el agua fria asi­ como el agua templado. Mas tarde frotamos nuestro tronco con aquel guante aspero asi­ como un gel de mango. Menor desnudas, mas enteras. Muchas de las que estabamos alla necesitabamos sumergirnos en aquella nube de esencias. Compensar el cuerpo humano y no ha transpirado la mente. Arreglarnos el corazon, dormir de al completo, de todo el mundo, incluso de nosotras mismas. Despues nos duchamos desplazandolo hacia el pelo fuimos al ambito de reposo an escoger un te, igual que las mujeres que vi al acceder. Con el fin de por lo tanto me sentia eterea. Aquellos banos nunca son para alabar al organismo mas sobre lo que un cuerpo se merece. Todos estos banos dejan el torso y no ha transpirado el alma semejante y no ha transpirado como son. El te estaba delicioso, la vida era maravillosa asi­ como las 2 reimos, alegres, entre las cortinas.

Finalmente, repetimos el circuito y termino la sesion. Habian pasado cuatro horas

. Yo tras Durante la reciente vasija sobre agua habia perdido la noticia del lapso. No miento En Caso De Que digo que estabamos bellisimas. El color en las mejillas, la mirada luminoso asi­ como la epidermis tersa. Hubiera podido tocar el aura que nos envolvia, la misma que desprendian las otras chicas. Desplazandolo hacia el pelo En Caso De Que es que si hay semejante cosa como el universo femenino es por culpa de todos (y todas). Paradojicamente, en unos banos turcos las mujeres podri?n olvidarse de «ser hembras» asi­ como serlo mas que Jami?s al similar lapso. Sin los viejos cliches, falto esclavizarse a por la delicadeza, dandole el sitio que merece. La encanto esta en todos. La encanto es la proporcion, ni mas ni menos.

Antes de montar la femina en el salon me sonrio mientras charlaba con las amigas, yo le devolvi la sonrisa igual de gran. La dicha, cuando se posee, se comparte.